miércoles, 19 de octubre de 2016


19 de octubre de 2016



Salir a la calle para una mujer es una odisea todos los días. Cruzar esa puerta e inmediatamente ya hacer una vista 360 para ver si hay sospechoso.
Empezar a caminar y ponerte los auriculares para estar en tu mundo, en ese mundo donde existe el miedo cuando vas por la calle.
Ese miedo que hay cuando viene un hombre/chico caminando hacia adelante tuyo, si va uno caminando por la vereda de enfrente, si viene una atrás tuyo, si paso un auto despacio o una moto, etc.
Si te cruzas a una chica a penas se miran pero se conectan a través de ese miedo y por un segundo parece que te relajas pero no… tenes que pasar por la vereda de una obra en construcción, haces oídos sordos porque te imaginas que algo te van a gritar y dicho y hecho dos o tres te gritaron y uno te comió con la mirada, queres salir corriendo pero te haces la “boluda” y aceleras tu paso.
Llegas a la parada del colectivo si no hay nadie estas mirando para todos lados por las dudas y si hay alguien igual… lo único que queres es que venga el colectivo rápido.
Aunque subir a un colectivo también es una odisea, no te queres sentar con un hombre que tiene aspecto de sospechoso porque te dice algo, te toca o hasta algo más asqueroso se masturba al lado tuyo. La verdad no sé qué les pasa por la cabeza…
Llegas a tu trabajo/facultad etc., estas un poco más tranquila, ya ves caras conocidas y te despejas un poco con tus amigas.
Pero sé que hay muchas que en su trabajo su jefe las maltrata y no te relajas, siguen sufriendo.
Llega la hora de volver a tu casa, otra odisea más tus amigas dicen “avisen cuando lleguen” como una forma de consuelo.
Volves a subir al colectivo, cambias el recorrido para no ir por las mismas calles, pasas por una esquina y hay unos pibes. Vas cruzando los dedos para poder pasar sana y salva, te gritan cosas como de costumbre, pero pasas con el corazón en la boca.
Al fin llegas a tu casa, en el grupo de tus amigas todas avisando que llegaron, llamas a tu mama para decirle que ya estás en tu casa y todo está bien.
Prendes la tele, está el noticiero, y otra noticia más de un femicidio… te pones a pensar que puede ser cualquiera de nosotras y que esos tipos puede ser cualquiera que hoy te grito o te miro. Por tu cabeza pasan miles de insultos para esos HIJOS DE PUTA.
Pero es obvio no podemos hablar porque nos hacen mierda, mueren mujeres cada 30 hrs, y por cada mujer que muere una parte de tu alma se va con ella.
No entendes que MIERDA les pasa a esos tipos por la cabeza para hacer eso. Ojala ellos también mueran violados o con un palo en el culo, que les duela que les haga mierda. Porque tenemos que sufrir nosotras, que ellos también sufran.
Te vas a dormir un poco tranquila pero no del todo, porque se te viene a la mente esas chicas que murieron, ellas querían ser felices querían disfrutar la vida y hdp les sacaron todo, hasta la vida. Pensas en esas familias que le sacaron algo que están sufriendo que no pueden dormir como vos, que lloran todos los días, que piden que se haga justicia porque así tiene que ser la ley siempre…
Y al otro día juntas fuerzas para salir otro día a la calle, pero sacas esas fuerzas y esas ganas por esas chicas que hoy no están. Porque nos queremos vivas y sanas. Porque queremos que también a nosotras nos respeten. Porque nos queremos vestir como se nos cante sin ser una puta. Porque gritamos todas juntas BASTAA!!

#VivasNosQueremos #NiUnaMenos








JULIETA

16:00 Hs

domingo, 2 de octubre de 2016


2 de octubre de 2016



Que alguien me explique cómo se puede llorar cuando no podes???...
Estoy pasando mi mejor momento, pero por dentro me están matando las ganas de llorar pero no puedo, no me sale ni una lagrima. Y necesito de desahogarme.
Necesito que salgan esas lágrimas y sentirme un poco más libre, quiero sentir esas lágrimas de cocodrilo en mi cara y no saber porque son.
Mi cuerpo por dentro esta angustiado pero por fuera no lo puedo demostrar. Por fuera estoy feliz, pero dentro mío esta esos ataques de nervios, esos te extraño a mi familia, esa soledad… y necesito sacar todo eso con lágrimas pero está costando no puedo y parece que es peor, porque me dan más ganas de llorar y gritas y decir todo lo que siento. Pero parece que mi boca y mis ojos están cocidos y no puedo hacer nada.
Me da un poco de odio porque llorar siempre viene bien para liberarte de lo que te hace mal. Y en definitiva en mi cuerpo hay algo que me hace mal, pero no puedo sacarlo o no quiere salir.
Pensé que escribirlo me iba a ayudar, pero no me cayó ni una sola gota.
Estar así, sin poder desahogarme me pone más nerviosa y eso no está bueno, pero creo que cuando menos lo piense como estoy esas lágrimas van a salir.







JULIETA

17:50 Hs

lunes, 29 de agosto de 2016



29 de agosto de 2016



No saben lo hermoso que es tener paz por unos minutos con uno mismo. Podes tener miles de quilombos por la cabeza pero sentarse 5 minutos en silencio sin hacer nada, ni pensar en nada y tener la mente en blanco es hermoso.
Yo una de las cosas que más amo es sentarme en mi balcón a la tarde cuando me da todo el sol en la cara y quedarme ahí escuchando el caos de la ciudad, pero tener mi mente vacía sin ningún problema, es lo más lindo que hay.
Otro lugar donde también me gusta estar relajada es la playa, ahí si con el ruido del mar que da más tranquilidad y paz.
Creo que todos tienen que tener un lugar donde sos vos con tu silencio y alma.
En este momento justo cuando escribí esto estaba en mi balcón sentada con el sol y el viento que no me dejaba escribir mucho, pero así me inspiro, cuando te sacas por un rato los problemas de la cabeza.
Después de ese relax, volves al mundo caótico y creo que a esos problemas que tenes lo tomas con más calma y buscas la solución rápido.
Hay que encontrar la paz de uno mismo por más mínimo tiempo que sea y escuchar a tu cuerpo.






JULIETA
16:25 Hs

En alguna parte de la ciudad de Bahía Blanca sentada en el balcón.

miércoles, 27 de julio de 2016



27 de julio de 2016


Como le cuesta soltar a la gente, no me quejo mucho porque a mi también me cuesta. Pero ya me molesta cuando no entienden que tiene que soltar, que ya no hay otra solución más que olvidarse de algo y seguir tu camino por más que te duela.
Yo ya lo solté hace unos cuantos meses, pero parece que esa persona no entiende que a veces la vida se trata de eso de soltar cuando dice basta y no hay vuelta atrás. Seguir tu camino y aprender de lo que paso para seguir creciendo y que no te vuelva a pasar.
Como lo dije antes yo crecí y cambie y tuve un cambio en mi vida que me hizo ver las cosas de otra manera. Por eso aprendí a soltar por más que duela pero me deje llevar por el destino para encontrarme con otras personas y poner nuevas vibras a la vida.
Por más que la otra persona todavía no lo entienda por un lado bueno, parece que hay que hacerlo entender por el lado que más le duela, sé que es feo, pero hay que abrirle los ojos y que lo admita que el destino quiere otra cosa.
Yo por mi lado tampoco me pienso quedar donde estoy, quiero seguir viviendo nuevas experiencias… y seguir cambiando para poder llegar a donde quiero. No le tengo miedo a los obstáculos y los voy a superar siempre que haga falta.






JULIETA

20:42 Hs


09 de julio de 2016


Ya estamos a mitad de año y pasaron 5 meses que estoy acá y parece que estoy hace años. Todavía no lo puedo creer, es algo maravilloso.
Cada vez me encanta más y pienso constantemente en un futuro haciendo lo que estoy estudiando, algo que me gusta y mucho.
Estas etapas de la vida me encantan y ojala la puedan vivir todos.
Repito siempre lo mismo pero últimamente no me puedo concentrar para escribir, pero me super libera y me hace bien, me termina de completar decir todo lo que siento.
Como no tengo mucho argumento para decir, voy a dejar una frase:


“De repente todo se vuelve tan simple que asusta. Perdonamos las necesidades, se reduce el equipaje. Las opiniones de los demás, son realmente de los demás, incluso si son sobre nosotros; no importa. Abandonamos las certezas porque ya no estamos seguros de nada. Y no nos hace falta. Vivimos de acuerdo a lo que sentimos. Dejamos de juzgar, porque ya no hay bien o mal, sino más bien la vida que eligió cada uno.
Finalmente entendemos que todo lo que importa es tener paz y tranquilidad, es vivir sin miedo, es hacer lo que alegra el corazón en ese momento. Y nada más.
Cuando descubrimos todo eso es cuando llego la satisfacción plena.
La verdadera FELICIDAD”.







JULIETA

17:51 Hs

viernes, 22 de julio de 2016



15 de junio de 2016


Ya pasaron varios meses de que estoy acá y la verdad cada vez me gusta más esta etapa.
Me siento libre todos los días y juro que es hermoso. Igual separo esa libertar de los nervios y miedos que generan los parciales eso no tiene mucha libertad.
Pero aun así esos nervios y miedos te ayudan a crecer día a día y se supone que de esas cosas aprendes. Obvio no me pasa solo a mí, esos sentimientos los tienen todos y como siempre me dicen “SI SE PUEDE” no importa esos nervios o miedos todos podemos y tenemos que tener fe con nosotros y ser positivos.
Y la verdad que cada vez estoy más positiva conmigo misma, puede que me asuste un poco porque cambie de golpe mi pensamiento y fue de un día al otro y no se cómo. Pero la verdad que estoy amando mi cambio.
Es un cambio bueno, dejar de pensar cosas que me hacían mal y tratar de alejarme de esas personas que no me dejaban estar libre, tener otros pensamientos, enfocarme en otras cosas y no preocuparme por pavadas, no ahogarme en vaso de agua y buscar soluciones, aprender a #SOLTAR… creo que todos los cambios que me pasan se llaman CRECER y sí, estoy creciendo de una manera sana y fuerte conmigo.
Cada etapa donde me di cuenta que crecí ahí va haber otro cambio, otro cambio bueno para la vida. 
En fin creo que todo esto se trata de ser libre y buscar la felicidad donde se nos antoje y no importa lo que digan los demás, se trata solo de vos.
Dejo esos nervios y miedo para otro momento y me voy hacer libre dejándome llevar por mi camino y creer siempre en mí.       FREE…







JULIETA

19:16 Hs 


Etapa de universidad y vivir sola 2016


Y llego el día que absolutamente todo iba a cambiar. Dejar tu casa, tu familia, tus cosas, tu ciudad… E irte a un lugar nuevo pero que ya conocías a vivir una nueva etapa.
Llego la hora de guardar todo en cajas y empezar la mudanza, llegar a tu departamento, limpiar todo, ordenar las cosas a tu manera, comprarte cosas que a vos te gusten. Y ahora… acostumbrarse que es la etapa más difícil para algunos.
A mí por ejempló no se me hizo difícil, me acostumbre muy rápido, pero obvio que tenes todos tus bajones a la hora de ponerte a pensar y caer que estás viviendo sola en una nueva ciudad y que queda poco para empezar la universidad…

… Empezar la universidad, todo nuevo, gente que no conoces pero te haces grupos de chicos/as enseguida porque todos están en lo mismo, con la misma meta. Estudiar para después ser algo en la vida y tener una carrera universitaria.
Materias nuevas, profesores nuevos, conceptos nuevos, etc.
De alguna forma me estoy adaptando rápido a esto y aunque me cueste un poco, es lo que me gusta y siempre quise.
Se puede decir que estoy contenta por más que a veces extrañe muchas cosas o la comida jajaja.
Todos dicen que esta es la MEJOR etapa y hay que DISFRUTARLA.
Y así quiero que sea la mejor y poder disfrutarla de todas las maneras (estudiando, saliendo, juntándome con las chicas, etc.) a full.





JULIETA

11:47 Hs